Lavalle, una aventura en el desierto

Los atractivos naturales de Lavalle se multiplican dentro de un paisaje agreste, donde médanos, cañadas, algunos ríos y lagunas temporales, conviven con bosques autóctonos de algarrobos y chañares, y donde habitan una gran cantidad de aves y una fauna de monte que deja sus huellas en la arena.

Altos Limpios y Bosque Telteca

Algunos de los sitios más sorprendentes de Lavalle han sido protegidos para su preservación, entre ellos se encuentra la Reserva Telteca, el complejo Lacunar Huanacache y los bañados del Tulumaya. Los Altos Limpios es un campo de médanos que se encuentra dentro de las 20.400 hectáreas que conforman la Reserva Faunística y Florística Telteca.

Hasta el siglo pasado el paisaje árido y los suelos arenosos se mantenían fijos con la vegetación. Pero la creciente población llevo a comienzos del siglo XX a una tala indiscriminada del algarrobo para leña y producción de carbón. Se talaron 66.000 toneladas anuales de leña y el bosque desapareció. Sin la protección del monte y con el sobrepastoreo de caprinos, se produjo un lento pero inexorable proceso de desertificación.

Actualmente este asombroso lugar posee dunas que alcanzan los 35 metros sobre el nivel de la ruta, es una isla de arena de 900 m por 400 m. El viento moviliza parte de los médanos en un constante cambio de su fisionomía. Es conveniente visitar este lugar por la mañana temprano en época estival, para evitar las temperaturas extremas, pero la época ideal es desde marzo a noviembre.

Apenas se ingresa nos encontramos con el puesto de guardaparques y el Centro de Interpretación El Pichón, dónde se brinda información sobre las peculiaridades del desierto, hay un sendero temático y la representación de un puesto típico local. En este sector hay un quincho con mesas, sanitarios y existe la posibilidad de acampar.

La otra atracción del lugar es el Bosque Telteca, un bosque de algarrobos centenarios que pueden alcanzar los 15 m de altura, representativos del ecosistema que ocupaba otrora grandes extensiones del territorio provincial.

Mientras a principios de siglo otros algarrobales sucumbían al efecto de la desertificación, las raíces de estos árboles autóctonos buscaban agua en napas subterráneas, a diez metros de profundidad. Gracias a los humedales subterráneos de la zona hoy podemos apreciar este relicto del monte de algarrobo con ejemplares de algarrobo dulce (Prosopis Flexuosa), jarilla (Larrea Divaricata), y la zampa (Atriplex Lampa). La reserva fue creada con el objeto de preservar la vida de algunas especies en peligro de extinción.

Lagunas de Huanacache o Guanacache

Argentina adhirió en 1991 a la Convención sobre los Humedales-Ramsar, que es un tratado internacional, aprobado en la ciudad de Ramsar, Iran, de allí su nombre. Esta convención tiene como objetivo promover el uso racional y la conservación de los humedales.

Las Lagunas de Guanacache, sitio Ramsar desde 1999, abarcan el mayor humedal del país (580.000 hectáreas), conformado por bañados y pantanos. Por años Guanacache ha sufrido grande sequías que desertificaron la zona pero actualmente, gracias a un notable proyecto de restauración, elogiado internacionalmente, se está recuperando la acumulación de agua, tan importante para la biodiversidad.

Turismo Aventura

Caminatas y Cabalgatas se pueden efectuar en particular en la Reserva Natural Telteca donde hay varios senderos habilitados para tal fin:

•Sendero cultural: El hombre en el desierto. Con puestos tradicionales adaptados al clima del desierto.

Sendero interpretativo Conociendo Telteca. Dificultad baja. Son treinta estaciones que detallan el ecosistema desierto - monte.

•Circuito Ramblón del Molle. Para cabalgatas.

•Circuito Puesto Las Hormigas, jardín Seccional El Pichón, Ramblón de la Pampa, Altos Limpios. Avistamiento de avifauna y safaris fotográficos.

•Circuito Altos Limpios y Ramblón de la Pampa: Caminatas y trekking. Médanos.

Desde 2012 se ha sumado un programa de biciturismo denominado "Aromas en bicicleta", una propuesta original para recorrer y descubrir 6 emprendimientos de Turismo Rural con un recorrido de 14 km.

Turismo Religioso

En agosto se celebra la fiesta en honor a la Virgen de la Asunción, que es la virgen del tránsito. En octubre la fiesta se traslada a las Lagunas del Rosario, donde se han logrado congregar hasta 60 mil personas, por la Virgen del Rosario. Alrededor de la capilla se montan los tradicionales "bodegones" donde, durante 3 días, canto, danza, comidas típicas y buen vino mendocino amenizarán las noches.

También en octubre hay fiesta en el paraje El Cavadito: una celebración religiosa en honor a San Judas Tadeo, de larga tradición entre los devotos lugareños, pero, con el correr de los años ha logrado sumar numerosos fieles en toda la provincia. Es una fiesta muy pintoresca, donde la procesión se realiza a caballo y, como para mantener intacto el espíritu tradicional de esta festividad, solo se permite la actuación de cantores y guitarreros que canten canciones cuyanas.

Capilla de Nuestra Señora del Rosario de las Lagunas de Guanacache: Fue una de las primeras parroquias que se decidió construir en suelo cuyano, a mediado del siglo XVII para la evangelización de los nativos. Esta capilla, restaurada luego del sismo de 1861, fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1975, junto al cementerio y al caserío lindante. Es una construcción sencilla de adobe, con una única nave y techo de carrizo con torta de barro y paja.

En las inmediaciones también se puede visitar el Museo de las Lagunas del Rosario, inaugurado en 1999, donde destaca la réplica de una canoa huarpe hecha con juncos.