Entre Ríos las termas

Alimento para el cuerpo
En Entre Ríos se puede disfrutar de los clásicos como las termas y el Parque Nacional El Palmar, entre otras propuestas.
La provincia de Entre Ríos es un festival de sensaciones para el cuerpo y los sentidos. Diferentes pero igualmente atractivas ciudades como Colón, Federación y Chajarí, entre otras, ofrecen sus saludables aguas termales.
En las termas de Entre Ríos el visitante hallará complejos con diversas características por sus aguas terapéuticas para distintas dolencias. En ellos encontrará además paisajes únicos para el descanso, el relax y el sano esparcimiento, en general a muy pocos kilómetros entre sí.
El termalismo es un medio para la prevención, la recuperación de la salud y para lograr una mejor calidad de vida. Otras ciudades que ofrecen sus termas son La Paz, María Grande, Villa San José y Villa Elisa. Pero en termas la última novedad es Gualeguaychú, recientemente inauguradas, que ofrecen una piscina cubierta, con aguas entre 37 y 42 grados y surgen desde 830 metros de profundidad. Son aprovechadas para tratar afecciones dermatológicas, respiratorias, óseas y musculares.
Estancias
Otra de las alternativas son las estancias entrerrianas, que ofrecen la posibilidad de participar de actividades agropecuarias típicas de campo, realizar cabalgates, safaris fotográficos y hospedarse en el casco en habitaciones muy confortables. Hay más de 20 establecimientos preparados para recibir a los turistas.
Un clásico de la provincia está poco más de 50 kilómetros al norte de Colón, por la ruta 14: es el Parque Nacional El Palmar. Los miradores La Glorieta y Arroyo regalan panorámicas espectaculares de la mayor concentración de palmeras yatay de Argentina.
Un viaje diferente también incluye una visita a Liebig. El pueblo lleva como nombre el apellido del barón alemán Justus von Liebig, personaje histórico que en 1860 logró el primer extracto de carne, causando una revolución en la economía mundial.